1) Estructura: La estructura es la parte más importante en cada presentación. En primer lugar, se tiene que determinar claramente cuál es el objetivo de la presentación. Se tiene que formular el objetivo en una o dos frases, escribirlas y estudiarlas muchas veces hasta que sean respuestas automáticas. Para determinar el objetivo de una presentación, se debe pensar en qué se quiere conseguir (¿Quiero informar, convencer, entrenar o entretener a los participantes?). Se debe determinar y evaluar quién es el destinatario. La frase o frases del objetivo son las que forman la parte principal de la introducción en cada presentación. La estructura de una presentación debe basarse en tres partes: a) introducción, b) parte principal y c) conclusión. Se deben integrar diferentes frases en la parte principal de la presentación para asegurar un transcurso perfecto e informar a los participantes sobre el proceso de la presentación como: primero, introducir el tema (Quiero empezar mi presentación con . . .); segundo, secuenciar los temas (Primero . . ., después . . . luego); después, repetir el tema (Hemos visto . . .); introducir otro tema (Otro asunto del que quiero hablar. . .); ofrecer detalles (¿Qué significa esto para nosotros?. . .), etcétera.

Durante nuestro seminario asistimos a cada participante para que formule sus objetivos de una manera eficiente y ayudamos a cada cliente a que integre frases personalizadas en su presentación. A través de ejercicios prácticos y análisis de video, nuestros clientes practican estas partes y desarrollan una respuesta automática durante sus presentaciones.

© M.Khorasani Consulting