Seminario de liderazgo: En estos tiempos, uno de los aspectos más importantes en la gestión, es el liderazgo, especialmente el comunicativo. En el liderazgo comunicativo, las empresas hacen su énfasis en el rol de la comunicación (cambio de informaciones) con y entre los empleados y la consideran como la herramienta más importante para impulsar hacia adelante la empresa. Un ejecutivo no debe saber todo pero tiene que asegurarse de que se utilicen los conocimientos de los empleados y se debe esforzar por comunicarse regularmente con ellos. Por eso los ejecutivos deben escuchar activamente a sus empleados y comprometerse en un diálogo mutuo y constante con ellos para que los canales de comunicación estén siempre abiertos entre ellos. Un ambiente propicio para la comunicación permite a los ejecutivos obtener el mejor resultado posible de los conocimientos de sus empleados y al mismo tiempo establecer un ambiente motivador. En las siguientes frases presentamos algunos contenidos de nuestro seminario sobre el liderazgo:



Objetivos:

  • Hacer que la empresa avance,
  • Entender la dinámica de grupos y guiar los equipos más eficazmente.
  • Promover a los empleados y lograr mejores resultados.
  • Tener empleados motivados.

Grupos destinatarios:

  • Ejecutivos, mandos intermedios y jefes de equipo.

Contenidos:

  • Entender los patrones, creencias y reglas que respaldan los sistemas empresariales.
  • Mejorar competencias comunicativas y fomentar un sentido de comunidad y cooperación.
  • Entender el liderazgo y el comportamiento humano.
  • Formular metas efectivas y realistas.
  • Establecer objetivos individuales y objetivos de grupo.
  • Usar las fortalezas y los conocimientos de los empleados.
  • Capacitar y motivar a los empleados.
  • Realizar evaluación de empleados.
  • Manejar el estrés.
  • Identificar diferentes tipos de conflictos y resolverlos.
  • Consejería y enseñanza individual.

Metodología:

Conferencia, discusiones, trabajo en grupo y juegos de rol.

Duración:

2 días para la sesión inicial.

1 día para una sesión de seguimiento después de seis meses.

1 día para una sesión de actualización después de un año.



Número de participantes: 6-8 participantes

Precio: Precio a pedido

En la siguiente sección presentamos algunas herramientas que usamos en
nuestro seminario:

1) Escucha activa: La escucha activa es una de las más poderosas herramientas en liderazgo comunicativo. Generalmente, los ejecutivos que tienen la mayor influencia sobre sus empleados se caracterizan por escuchar con atención. Los empleados anhelan ser entendidos; por eso escuchar es un requisito para entender a los demás. De igual forma, la escucha activa es un factor motivador muy fuerte. Aunque muchos ejecutivos afirman que son buenos oyentes, respondiendo a un egocentrismo humano, no oyen detalladamente a sus empleados. Esto ocurre con frecuencia en el mundo de los negocios. Los ejecutivos esmerados y experimentados se concentran en lo que sus empleados dicen tanto a nivel verbal como no verbal. Uno de los más grandes retos al practicar la escucha activa es esperar y evitar la tentación de querer imponer su voluntad sobre los otros. Más

2) Autoimagen, Imagen externa: Los ejecutivos tienen que saber que hay una diferencia entre la propia imagen y la imagen externa, que en este caso corresponde la de los empleados y la de los colegas de la organización. Un ejecutivo puede considerarse como un oyente activo pero en realidad puede que no escuche a sus empleados cuidadosamente. Lo mismo es válido para los empleados. Pueden considerarse fuertes y trabajadores y no serlo. En liderazgo comunicativo, los ejecutivos pueden darles regularmente, una retroalimentación constructiva a sus empleados para que ajusten su autoimagen a la imagen externa y lograr así, las metas de la organización de una forma más eficiente. Al mismo tiempo, un líder comunicativo puede solicitar la opinión de sus empleados para ajustar su propia autoimagen.  Más

3) Estados del yo: En la comunicación con sus empleados, los ejecutivos deben saber que tienen que comunicarse con ellos bajo el estado de adulto a adulto. Generalmente, cada persona tiene tres estados básicos del yo: Padre, Adulto y Niño, que se pueden utilizar de manera intercambiable en una situación comunicativa. Los ejecutivos deben saber que jugar el rol de Padre Nutritivo con sus empleados podría robar todo el sentido de la responsabilidad en ellos. En estado extremo, el modo de comunicación cambia cuando los empleados responden con el estado de Niño a su jefe y esto afecta toda su actitud en su empresa de tal manera que nadie querrá tomar una responsibilidad. Más

4) Motivación: Los ejecutivos deben conocer la teoría de la motivación y deben saber cómo motivar a los empleados. A menudo los ejecutivos cometen dos errores comunes: Uno de ellos es asumir que los factores motivadores para sí mismo son los mismos que para los empleados. Por ejemplo, trabajar muchas horas no puede ser ningún problema para un ejecutivo y presenta un factor motivador. Para un empleado, esto puede desmotivarlo, ya que estima su vida privada. Otro error común es asumir que se puede motivar a todos los empleados de la misma forma. Nada podría estar más lejos de la verdad. Algunos factores motivadores para un grupo de empleados pueden desmotivar a otros. Más

5) Establecer los objetivos: Establecer los objetivos es una de las herramientas más importantes de liderazgo en cualquier tipo de organización. La directiva establece unos objetivos en un nivel estratégico basados en las estrategias y la visión de la empresa. Estos objetivos se dividen y entregan a los niveles bajos de la organización como la gerencia media y los gerentes de niveles más bajos, quienes a su vez dividen estos objetivos en unos más específicos y prácticos y los asignan a los empleados de operaciones con el fin de conseguirlos. Los jefes tienen que usar la fórmula de SMART que significa: Specific (Específico), Measurable (Medible), Attainable (Alcanzable), Realistic (Relevante) and Timely (Correcto en el tiempo). Para formular una meta específica, se debe evaluar quién es el implicado en lograr la meta y qué se tiene que lograr en concreto. Se tiene que determinar el lugar donde se quiere lograr la meta, los requisitos y las limitaciones.  Más

 6) Desarrollo de equipos de trabajo: Como se ha mostrado en la sección de motivación, los ejecutivos pueden motivar a sus empleados y alentar una cooperación entre ellos. Esto se puede hacer con la formación del equipo para lograr objetivos, que son definidos claramente en proyectos. Según Tuckman y Jenson, todos los equipos pasan por cinco etapas y los ejecutivos tienen que tomar medidas para apoyar el trabajo en equipo entre los empleados en el proyecto. Más

7) Administración de conflictos: Los conflictos forman parte de la vida profesional y administrarlos constructivamente puede aumentar el rendimiento de las partes envueltas en ellos y ayudar a aumentar la eficiencia de la empresa. Lo importante es tener en cuenta que evitar los conflictos es una error. Los conflictos son el resultado de las diferencias entre intereses y opiniones de como se puede conseguir determinados objetivos en una organización. Resolver los conflictos efectivamente lleva a un resultado positivo, pero si estos no se resuelven llevan automáticamente a un resultado negativo. Más

8) Evaluación de empleados: Las evaluaciones de empleados funcionan como uno de las más importantes herramientas en el liderazgo comunicativo moderno. Después de todo nadie quiere trabajar sin recibir una respuesta adecuada y apropiada. La retroalimentación tiene un efecto motivador sobre los empleados, como una palmadita en el hombro en la psicología humana. Además se ayuda a los empleados a controlar sus actvidades y mejorar sus rendimientos en el futuro. No se tiene que realizar la evaluación del rendimiento y actuación de forma dispersa si no se hace de forma sistemática. En primer lugar, es mejor que un jefe mantenga a sus empleados informados sobre sus progresos regularmente en el transcurso del año. Más

© M.Khorasani Consulting