7) Administración de conflictos: Los conflictos forman parte de la vida profesional y administrarlos constructivamente puede aumentar el rendimiento de las partes envueltas en ellos y ayudar a aumentar la eficiencia de la empresa. Lo importante es tener en cuenta que evitar los conflictos es una error. Los conflictos son el resultado de las diferencias entre intereses y opiniones de como se puede conseguir determinados objetivos en una organización. Resolver los conflictos efectivamente lleva a un resultado positivo, pero si estos no se resuelven llevan automáticamente a un resultado negativo. Una resolución efectiva de los conflictos resulta en a) un entendimiento elevado entre los miembros del equipo, b) una cohesión elevada de equipo y c) un autoconocimiento mejorado. Basado en los grados de cooperación y asertividad, Thomas y Kilman han identificado cinco métodos para manejar un conflicto que son los preferidos por cada individuo de forma innata, pero al mismo tiempo cualquier persona puede adoptar cierto estilo, dependiendo de la situación en la que se encuentre. Estos estilos son:

a) Competencia: Los ejecutivos que aplican este estilo tienen una postura fuerte operando desde una posición de poder. En una emergencia, este método de conflicto puede ser útil. Se aplica este estilo cuando un ejecutivo quiere comunicar una decisión impopular, sin embargo, se debe tomar en cuenta que aplicar un método competitivo puede tener como resultado tener empleados descontentos y alterados.

b) Colaboración: Los ejecutivos que utilizan el método de colaboración tratan de satisfacer las necesidades de todos los miembros del equipo que trabajan en el proyecto. Aplicar este tipo de resolución de conflictos presupone que todos los miembros del equipo sean asertivos, pero al mismo tiempo que se colaboren entre ellos de manera efectiva. Los ejecutivos deben aplicar este método cuando quieran hacer coincidir diferentes opiniones, para así obtener la mejor solución.

c) Avenencia: Los ejecutivos que utilizan este método de conflicto tratan de satisfacer a cada miembro del equipo. Este estilo presupone que cada miembro del equipo prescinde de algo, incluso el ejecutivo mismo. Se debe tomar en cuenta que este estilo de resolución es realizable cuando el costo de conflicto es alto y cuando hay un plazo o fecha límite muy importante.

d) Acomodación: Los ejecutivos tienden, en la mayoría de los casos, a evitar este método de resolución de conflictos , porque este incluye una disposición de satisfacer las necesidades de los miembros del equipo a expensas de las necesidades del ejecutivo o de la organización. Este método consiste en abandonar una cierta posición. Los ejecutivos lo aplican generalmente cuando una de las personas involucradas es muy valiosa para la empresa.

e) Evasión: Los ejecutivos que aplican este método tratan de evitar completamente el conflicto, ya que es un signo de debilidad en el liderazgo y debe en muchos casos evitarse. Sin embargo, este método se utiliza cuando se trata de un conflicto trivial.

 

Nosotros apoyamos y enseñamos a nuestros clientes a aplicar el enfoque relacional basado en el interés (Interest-Based Relational Approach). Usando este tipo de resolución de conflictos, los jefes muestran respeto por las diferencias individuales entre los miembros del equipo, pero al mismo tiempo los ayudan a evitar quedar atrapados en una posición fija. Para aplicar este método los ejecutivos tienen que asegurarse de que haya : a) buenas relaciones, respeto mutuo y opinión constructiva como principal prioridad, b) se tienen que separar los miembros del equipo de los problemas, c) se consideran los intereses de los miembros del equipo implicados en el conflicto poniendo atención cuidadosamente, d) en primer lugar, se escucha y luego se habla, e) se establecen metas visibles que influyen en la decisión y f) se exploran opciones junto con los miembros del equipo que están implicados en el conflicto. Además el método de IBR incluye los siguientes pasos : a) preparar y usar la escucha activa (reformular, parafrasear, resumir) y un método serio y asertivo en lugar de un estilo agresivo o sumiso, b) reunir informaciones (escuchar con empatía tratando de entender el punto de vista de la otra persona, utilizando mensajes y/o, identificando los problemas claramente, manteniendo la flexibilidad, aclarando los sentimientos), c) tratar el problema (lograr un acuerdo mutuo respecto al problema), d) intercambiar ideas sobre las posibles soluciones y e) negociar una solución. A través de numerosos casos prácticos, nuestros clientes discuten situaciones de conflicto y a través de juegos de rol ponen en práctica los conocimientos antes ya adquiridos.

© M.Khorasani Consulting