2) Autoimagen, Imagen externa: Ejecutivos tienen que saber que hay una diferencia entre la propia imagen y la imagen externa, in este caso la imagen externa de los empleados y colegas en una organización. Un ejecutivo puede considerarse como un oyente activo pero en realidad él no puede escuchar a sus empleados cuidadosamente. Lo mismo es válido para los empleados. Pueden considerarse fuertes y trabajadores mientras que no son tan trabajadores. En liderazgo comunicativo ejecutivos pueden dar retroalimentación constructiva a sus empleados regularmente para adjustar su autoimagen a la imagen externa y lograr las metas de la organización en una forma más eficiente. En el mismo tiempo un ejecutivo comunicativo puede solicitar la opinión de sus empleados para adjustar su propia autoimagen.

 

Para lograr esta meta algunas organizaciones hand introducido el proceso de la evaluación de 360 grados (evaluación de los subordinados, colegas, jefe, clientes y una autoevaluación). Un jefe puede considerarse "organizado" mientras sus empleados pueden considerarlo "mandón". También lo inverso es cierto en un contexto de liderazgo. Un jefe purde considerarse "comprensivo" pero sus empleados pueden considerarlo "inconsiderado".

 

Se presenta el concepto de la ventana de Johari y sus cuadrántes en nuestro seminario: a) abierto (Lo que yo sé de mí; Lo que los demás saben de mí), b) oculto (Lo que yo sé de mí.; Lo que los demás no saben de mí), c) ciego (Lo que yo no sé de mí; Lo que los demás saben de mí) y d) desconocido (Lo que yo no sé de mí; Lo que los demás no saben de mí). Con la ventana de Johari tratamos de extender el cuadránte abierto a través de una retroalimentación a nuestros clientes y los animamos a buscar alimentación. A través de juegos de rol y un marco sólido para la investigación entrenamos a nuestros clientes a reducir la brecha entre la autoimagen y imagen externa. Ofrecemos también preparación individual.

© M.Khorasani Consulting