6) Desarrollo de equipos de trabajo: Como se ha mostrado en la sección de motivación, los ejecutivos pueden motivar a sus empleados y alentar una cooperación entre ellos. Esto se puede hacer con la formación del equipo para lograr objetivos, que son definidos claramente en proyectos. Según Tuckman y Jenson, todos los equipos pasan por cinco etapas y los ejecutivos tienen que tomar medidas para apoyar el trabajo en equipo entre los empleados en el proyecto.

a) Formación: La primera etapa del trabajo en equipo es la formación. En este proceso los empleados que están envueltos dentro del proyecto expresan sus diferentes opiniones y se miran unos a otros para determinar si caben en el equipo. Si los objetivos y las tareas no se formulan claramente, se crean sensaciones de ansiedad y confusión. En tal caso, puede ocurrir que el trabajo realizado sea muy poco y que, como consecuencia, surjan conflictos donde los miembros del equipo desafíen las tareas individuales y se pregunten el sentido de trabajar en equipo. En esta etapa, los ejecutivos tienen que asegurarse de que cada empleado se sienta comprometido y respete las opiniones de los otros.

b) Asalto: La siguiente etapa de desarrollo de equipo es el asalto. Este término describe el punto en el que surgen conflictos durante el proceso de negociación para determinar las tareas para los individuos. Durante esta etapa se establecen juegos de poder donde los miembros del equipo tratan de determinar la responsabilidad individual para cada tarea. Los ejecutivos se aseguran, durante este periodo, que los conflictos sean sacados a flote, fomentando una comunicación abierta y enfatizando que el desacuerdo entre los miembros de un equipo es un proceso saludable y se puede resolver con éxito. Además, los ejecutivos tienen que redefinir las tareas si es necesario y apoyar a los miembros del equipo a trabajar entre sí.

c) Estableciendo normas: La tercera etapa del desarrollo de equipos es establecer las normas. Esto significa que se establecen normas de comportamiento para el equipo y que los miembros del equipo empiezan a aprender cómo se trabaja entre sí. A modo de ejemplo, la manera como se realizan las reuniones y cómo se logran las tareas. En esta etapa los ejecutivos tienen que asegurarse de que haya un flujo constante de intercambio de opiniones entre los empleados, así como una atmósfera de evaluación crítica y constructiva.

d) Desempeño: En esta etapa, el grupo empieza a funcionar y es capaz de resolver conflictos y tomar decisiones. Los equipos exitosos son capaces de superar nuevas tareas, trabajar efectivamente entre sí y compartir responsabilidades. Durante este periodo, los ejecutivos tienen que ocuparse de los asuntos del equipo, ayudar a los miembros a adquirir habilidades y conocimientos, así como usar y manejar el tiempo efectivamente.

e) Levantar: En esta etapa, los miembros del equipo o bien celebran sus logros o se disuelven y lamentan la pérdida del equipo. Sin embargo, la mayoría de los equipos se reestablecen una vez se han logrado los objetivos con el fin de instaurar y lograr unos nuevos. Los ejecutivos tienen que asegurarse de que los equipos exitosos sean reestablecidos para así lograr nuevos objetivos.

© M.Khorasani Consulting