5) Establecer los objetivos: Establecer los objetivos es una de las herramientas más importantes de liderazgo en cualquier tipo de organización. La directiva establece unos objetivos en un nivel estratégico basados en las estrategias y la visión de la empresa. Estos objetivos se dividen y entregan a los niveles bajos de la organización como la gerencia media y los gerentes de niveles más bajos, quienes a su vez dividen estos objetivos en unos más específicos y prácticos y los asignan a los empleados de operaciones con el fin de conseguirlos. Los jefes tienen que usar la fórmula de SMART que significa: Specific (Específico), Measurable (Medible), Attainable (Alcanzable), Realistic (Relevante) and Timely (Correcto en el tiempo). Para formular una meta específica, se debe evaluar quién es el implicado en lograr la meta y qué se tiene que lograr en concreto. Se tiene que determinar el lugar donde se quiere lograr la meta, los requisitos y las limitaciones. Además, en la medida de lo posible, se tienen que expresar claramente los beneficios al lograr cierto objetivo. Seguramente es más fácil hacerlo cuando se trata de las metas cuantitativas que de las cualitativas. Para hacer una meta medible, se tiene que indagar en las preguntas “¿cuánto?” y “¿cuántos?”. Las metas también deben ser alcanzables, de lo contrario pueden llegar a ser desmotivadoras. Las metas tienen que ser relevantes. Esto implica que los empleados deben estar dispuestos a trabajar con ellas. En la medida en que ellos están en la disposición de realizarlas y son capaces de lograrlo, se les pueden poner unas metas más altas. Las metas tienen que estar enmarcadas dentro de un tiempo, lo que significa que se tiene que determinar un periodo de tiempo específico para lograr las metas. Basado en las reglas de SMART, los jefes pueden considerar el nivel de dificultad de las metas. Al elevar la dificultad de cierta meta, un ejecutivo puede motivar o desmotivar a sus empleados. Los ejecutivos deben considerar la especificidad de metas para que no haya ambigüedades en lograrlas. Además los jefes deben dar evaluación constante a sus empleados para que ajusten sus estrategias, logrando sus metas si es necesario. Los ejecutivos deben asegurar la participación de los empleados para que ellos estén completamente implicados en el proceso y motivados. En nuestro seminario ayudamos a cada participante a formular metas para sus empleados y los invitamos a seguir los siguientes pasos en el proceso del cumplimiento de un objetivo: a) visión, b) metas, c) objetivos, d) tareas, e) plazos y f) seguimiento.

© M.Khorasani Consulting